Página principal

Asociación Argentina Clase Grumete

¿Qué es un tripulante?

Memorias grumetistas

 



Hemos encontrado un viejo apunte en los archivos de la Clase, que alguien publicó en un añejo “Boletín” de aquél entonces…(año 1967)

 

Nos pareció simpático y elocuente, además de tener absoluta vigencia.

 

Aquél que lo transcribió –respetuoso de las fuentes-, cita como publicación original una revista de “Yachting Brasileiro” del año l948.

 

Dice así “QUE ES UN TRIPULANTE…?

 

“El tripulante es un sujeto que debe combinar la agilidad de un mono con la fuerza del elefante, la vista de una gaviota, el oído de un ratón, la resistencia de una caña de bambú cortada en noche de luna…debe poseer un pescuezo de jirafa para espiar detrás de la vela a los barcos que navegan a sotavento y la capacidad de respirar hasta bajo el agua…”

 

“Son preferidos los que poseen cuatro o más brazos con sus respectivas manos –estas delicadas- que le permitan desatar los nudos más intrincados, atados por timoneles o inmediatos.”

 

“Debe saber torcer el cuello durante horas sin descansar a fin de informarle al timonel con “un hilo de voz” la situación de los demás participantes; debe también poseer un cierto peso con tolerancia de apenas gramos y carne sensible que le permita estar encima de aparejos y escotas, en “rabiosas ceñidas” que nunca finalizan.”

 

Ermitaño que mora en la proa de un barco a vela sin que pueda, monásticamente, dedicarse a ideas propias, debiendo mantenerse pronto y ciegamente dispuesto a ejecutar cualquier orden proveniente del cockpit, ya se trate de trasluchar con “spi” seis veces en cinco minutos. Solo puede fumar y alimentarse con viento en popa, pues de otra forma el viento le arrancaría –en dos tiempos- sandwich y cigarro.”

 

“Es el sacrificado en las regatas victoriosas, pues por incomprensibles razones de economía no recibe medallas, desapareciendo después de obtenida la victoria con el esqueleto dolorido, los ojos hinchados por el agua, la boca amarga, las manos despellejadas de tanto trajinar, pero con el corazón muy alegre, porque “GANAMOS”.

 

* Fotografias del G 127 “Corcubión” del año 1982, en aquel entonces perteneciente a E.Holmberg del C.U.B.A.

 

 


Memorias grumetistas